Intocable

Gerard Moreno

L’educació. Les arrels. La base. El fonament.

I el futur. L’educació ho és tot.

A continuació adjunto un vídeo (“Why I hate the school but love education”) que he trobat força rellevant i el qual exposa clarament la realitat actual:

Grans personalitats multimilionàries com Steve Jobs, Bill Gates o Mark Zuckerberg mai es van graduar. El graduat ha perdut tot significat. Abans, aquells que tenien un títol, tenien feina. Ara, un títol no t’assegura feina. Ni un màster. Ni un doctorat. Hauríem de replantejar-nos la forma d’educar a les escoles. Redefinir el concepte d’educació. Inspirar les ments de les persones i no només omplir els seus caps amb conceptes que oblidaran. En paraules de Sir Ken Robinson: “Els recursos humans són com els recursos naturals, estan enterrats, s’han de buscar. S’ha de crear les circumstàncies on sorgeixin per si mateixos. I l’educació hauria de complir aquesta funció”.

 

Anuncis

Una segona entrevista a una altra estudiant de la Universitat de Barcelona

Olga Toro

¿Qué carrera estudias? ¿En qué curso estás?

Filosofía. 3º de carrera.

-¿Por qué decidiste estudiar en la UB?

En primer lugar, no tenía claro estudiar en la UB. Decidí informarme mediante internet, asistí a asambleas de estudiantes de la UB que explicaban la metodología de la UB y, por último, asistí a conferencias oficiales de la UB. En las conferencias se explicaba el método de organización de la UB y se facilitaba el plan docente de la carrera que se quería cursar; en mi caso, como he dicho anteriormente, Filosofía.

-¿Crees en la educación pública? ¿Qué beneficios tiene estudiar en una universidad pública?

Sí creo en la universidad pública. El beneficio más evidente e importante es el económico, ya que permite que gente con menos posibilidades económicas también tenga la oportunidad de continuar con sus estudios. Esto, a priori. Actualmente, la situación es diferente: la escuela pública sufre severos recortes ordenados por el Gobierno, ergo, las matrículas universitarias se encarecen. Este hecho reduce cada vez más la posibilidad que gente de condición económica baja pueda continuar con los estudios universitarios.

-En relación al tema que queremos tratar en nuestra noticia. ¿En los años que llevas estudiando en la UB te han concedido alguna beca? ¿Si es así, que cantidad te han concedido, ha sido la misma durante todos los años?

Durante los años que llevo estudiando en la UB, he pedido beca cada año. Todas denegadas.

-¿De cuántos créditos te matriculaste el primer año? ¿Cuánto pagaste por el primer curso? ¿Y los siguientes?

El primer año me matriculé de 60 créditos. El primer año pagué 1000 euros, el segundo 1300, y este año he pagado 1500 euros.

-Como consecuencia del aumento de las tasas universitarias, ¿la UB te ha dado facilidades para poder matricularte o encontrar alguna solución para fragmentar los pagos?

La UB ofrece a todos los estudiantes pagar la matrícula en dos fragmentos. Y, por mi experiencia persona, no conozco ninguna otra facilidad que te ofrezca la UB.

-¿Crees que los rectores de la universidad han sabido transmitir a sus alumnos esta situación? ¿O han sido los propios alumnos los que se han tenido que “buscar la vida?

Sin duda, los alumnos han tenido que buscarse la vida. Los rectores, por mucho que hayan intentado transmitir la situación, no logran interaccionar debidamente con los estudiantes. Por este modo, los alumnos a veces nos rebelamos en busca de soluciones y explicaciones, porque consideramos que, como estudiantes que estamos haciendo esfuerzos económicos y mentales para tener un futuro, merecemos una explicación.

-Muchos de los universitarios dicen que con el plan Bolonia es complicado combinar estudios y trabajo. Pero claro, existe una paradoja: Si el precio de las matrículas aumenta, ya no se conceden tantas becas y no hay tiempo para trabaja. La respuesta es sencilla pero dura… ¿Tu has podido trabajar mientras estudiabas? ¿Si es así, con lo que cobrabas podías pagar los créditos?

Yo no he podido trabajar mientras estudiaba.

-Para que te concedan una beca hay que cumplir dos requisitos: El primero estar por debajo del umbral económico que exigen y el segundo aprobar el 100% de los créditos matriculados (hasta hace un año era el 80%). ¿Al final quién crees que podrá ir a la universidad?

Si los precios de las matrículas se mantienen en el precio actual creo que continuará habiendo, no sin esfuerzos, gran parte de la población que vaya a la universidad. Pero si la inercia de los precios se sigue incrementando como lo ha hecho en los últimos años, mi respuesta es clara, sólo podrán ir a la universidad los ricos o las personas que, por los motivos de influencia que sean, interesa que asistan a la universidad.

 

Aquí tenim la primera entrevista feta a una ex-estudiant de la Universitat de Barcelona

Olga Toro

-¿Qué carrera estudias? ¿En qué curso estás?

Educación primaria, la finalicé el año pasado,

-¿Por qué decidiste estudiar en la UB?

Porque era una universidad pública y era la que me quedaba más cerca. Además, hasta el momento, no había oído que hubiese problemas.

-¿Crees en la educación pública? ¿Qué beneficios tiene estudiar en una universidad pública?

Sí, creo en la educación pública, siempre y cuando se apueste y se invierta en ella. Pienso que en los centros públicos tienes que espabilarte y buscarte más la vida. Los centros privados o concertados, el trato siempre es más individual y disfrutas de privilegios como la confianza o de una enseñanza más individualizada. En cambio, en una universidad pública, todo el mundo es igual, somos “un número” y pocos profesores llegan a conocer tu nombre. Yo, que he estudiado educación, creo que es triste, pero es un reflejo de la vida actual. Cuando estás buscando un trabajo, por ejemplo, no van a mirar lo buena persona que eres o si llevas la ropa conjuntada, lo que pesa, al final, es tu currículo y tú formación. Y es un poco así como funciona una universidad pública, todos somos iguales y si quieres destacar y alcanzar tu meta, has de luchar e intentar ser el mejor. Claro que muchos optamos por una nota aceptable.

-En relación al tema que queremos tratar en nuestra noticia. ¿En los años que llevas estudiando en la UB te han concedido alguna beca? ¿Si es así, que cantidad te han concedido, ha sido la misma durante todos los años?

Durante los cuatro años que ha durado mi carrera, me han concedido becas. La  cantidad varió en un único año.  Todos los años recibía el pago íntegro de la matrícula y alrededor de unos 700 euros, menos un año que llegue a recibir 4000 euros y no me preguntes el por qué, porque no lo sé.

-¿De cuántos créditos te matriculaste el primer año? ¿Cuánto pagaste por el primer curso? ¿Y los siguientes?

El primer año me matriculé de 60 créditos y pagué unos 800 euros. A medida que han pasado los años, siempre me he matriculado de los mismos créditos, menos un año que me matriculé de una asignatura más. El valor ha ido aumentando con los años, hasta llegar al último que por 60 créditos pague casi 2000 euros.

-Como consecuencia del aumento de las tasas universitarias, ¿la UB te ha dado facilidades para poder matricularte o encontrar alguna solución para fragmentar los pagos?

No, no te dan ningún tipo de facilidad. Creo recordar que si te matriculabas sin pedir beca tenías la opción de pagarla en dos veces. Pero si pedias la beca y te la denegaban, te daban 4 días para hacer el pago íntegro de la matrícula.

-¿Crees que los rectores de la universidad han sabido transmitir a sus alumnos esta situación? ¿O han sido los propios alumnos los que se han tenido que “buscar la vida?

Para nada, ellos han estado muy perdidos durante estos últimos años de recortes, no sabían darnos explicaciones. En alguna ocasión no teníamos ni sillas para sentarnos, éramos más alumnos de lo normal porque en muchas asignaturas no había profesores y nos metían en una misma clase. Y ellos no daban ni la cara.

Los alumnos nos hemos tenido que buscar la vida, haciendo quejas, escribiendo al periódico para que todo el mundo supiera en qué condiciones estábamos. Los rectores daban largas a la situación, una situación que no se puede permitir sobre todo por lo que estás pagando de más.

-Muchos de los universitarios dicen que con el plan Bolonia es complicado combinar estudios y trabajo. Pero claro, existe una paradoja: Si el precio de las matrículas aumenta, ya no se conceden tantas becas y no hay tiempo para trabajar. La respuesta es sencilla pero dura… ¿Tu has podido trabajar mientras estudiabas? ¿Si es así, con lo que cobrabas podías pagar los créditos?

Bueno la verdad es que tengo la suerte de que me han concedido las becas todos los años y eso ha sido un lujo. Pero también he de decir que me hubiera sido imposible combinar un trabajo serio con los horarios de la universidad. Las prácticas de un semestre entero te impedían seguir con tu puesto de trabajo  y muchos de mis compañeros tuvieron que dejarlo, nos hacían elegir. Pienso que en la época que estamos, dejar un trabajo, es un delito y más si estas estudiando.

Yo he trabajado dando clases de repaso durante un par de años y he ido tirando de eso. Está claro que eso no me hubiera dado para pagar, me lo hubieran tenido que pagar mis padres, y con mucho esfuerzo, porque sacar dos mil euros de un día para otro, es algo difícil cuando no dispones de ellos.

-Para que te concedan una beca hay que cumplir dos requisitos: El primero estar por debajo del umbral económico que exigen y el segundo aprobar el 100% de los créditos matriculados (hasta hace un año era el 80%). ¿Al final quién crees que podrá ir a la universidad?

Pienso que hemos llegado a un punto en que solo podrán estudiar aquellas personas que dispongan de dinero, personas con ahorros, personas que tengan un trabajo que les permita compaginar con estudios, personas que vengan de familias adineradas… Pero personas que pertenezcan a familias de economía media o baja, cada vez tendrán más dificultades. Es una pena que se prime tanto el dinero cuando estamos hablando de aprender o de construirte un futuro. Con estos requisitos, es difícil costearse una carrera, sobre todo por el segundo. Las personas que llegan a la universidad y están en una carrera es porque quieren estudiar y aprender, no es algo que hagan obligados como por ejemplo en la ESO. En mi opinión todos tenemos derecho aprender y a formarnos en lo que queramos y el hecho de suspender no es un placer, es un fallo. Las personas podemos equivocarnos, tener un mal día,  no haber estudiado lo suficiente, un examen difícil… y no por ello somos unos fracasados. Porque con esta nueva norma lo que hacen es hacerle entender a los jóvenes que no sirven lo suficiente y de alguna manera, si ya nos cuesta asumir las matriculas de ahora, imagínate con alguna suspendida, es una forma de  invitar a los jóvenes a que abandonen sus sueños.

 

Entrevista a estudiants de la Universitat de Barcelona

A continuació pengem l’entrevista que en uns díes durem a terme a alguns estudiants de la UB (Universitat de Barcelona).

-Quina carrera estudies? En quin curs estàs?

-Per què vas decidir estudiar a la UB?

-Creus en la educació pública? Què en penses del seu futur?

-Per a què et concedeixin una beca s’han de complir dos requisits: El primer és estar per sota del llindar econòmic que exigeixen. I el segon, haver aprovat el 100% dels crèdits matriculats (fins ara era el 80%). Amb aquestes dificultats, al final qui podrà anar a la universitat?

-En els anys que portes estudiant t’han concedit alguna beca? Si es així, quina quantitat t’han donat? Aquesta quantitat ha sigut la mateixa durant tots els anys?

-De quants crèdits et vas matricular el primer any? Quin preu vas pagar per la matrícula?

-Has hagut de matricular-te de menys crèdits durant els cursos com a conseqüència de les retallades? De quants? Quin és el preu que has anat pagant durant els diferents cursos?

-Creus que la UB ha donat facilitats als seus estudiants per a poder matricular-se només d’aquelles assignatures que podíeu pagar?

-Creus que els rectors de la Universitat han transmès als seus alumnes amb claredat els canvis que hi ha hagut en la Universitat? O heu sigut els alumnes qui heu hagut de trobar solucions de forma independent?

-Molts universitaris diuen que amb el Pla Bolonya és complicat combinar estudis i treball. Aquí és on sorgeix el dilema: Si no podem treballar com paguem les matrícules universitàries? La resposta és ràpida però molt cruel…Tú has pogut treballar mentre estudiaves? Si es així amb el que has cobrat has pogut pagar els crèdits?

-Alguns estudiants han hagut d’abandonar els estudis per què no els poden pagar. Què creus que cal fer per a qué tothom pugui estudiar  i que la universitat pública no es vegi tan afectada per les retallades?

Les preguntes poden ser modificables ja que poden anar sorgint de noves a mesura que va fent-se l’entrevista.

Olga Toro

Estudi sobre les retallades, pregunta 1

Júlia Planas Botey

Per tenir una idea global…

Júlia Planas Botey

Impacte de les retallades pressupostàries en els sistemes educatius 2013

Introducció

Segons l’últim Monitor d’Educació i Formació, entre 2008 i 2011 setze Estats membres han reduït el seu pressupost d’educació i sis encara l’han reduït més al 2012. El Monitor d’Educació i Formació de 2013 dóna una visió global dels progressos fets per cada país.

Percentatges

76% dels joves amb un certificat d’estudis secundaris troba feina

1 de cada 5 treballadors de la UE amb formació superior fa feines per a les quals normalment es demanen menys qualificacions

12,7 % de joves han abandonat prematurament els estudis

40% taxa de desocupació

Menys de l’1 % dels joves compresos entre els 18 i els 24 anys aconsegueixen seguir una formació no formal després d’haver abandonat l’educació formal

35,7 % dels estudiants conclouen amb èxit una formació superior

Conclusions

  1. Desigualtat. Provocada pels diferents sectors econòmics que trobem a la societat, això té conseqüències directes pels joves, pel progres econòmic i per la cohesió social.
  2. Les tendències demogràfiques estan afectant la professió docent. Cal un canvi de mentalitat per atreure, contractar i formar els millors candidats i garantir-los un recolzament perquè es puguin desenvolupar professionalment tot al llarg de les seves carreres.
  3. Tot i que les tecnologies digitals ja formen part de la manera d’interactuar, de treballar i de fer negocis de la gent, en els sistemes educatius i formatius europeus encara no es fan servir al cent per cent.

Entrevista a Jaume Puig Junoy

Júlia Planas

A continuació podreu accedir a una entrevista a Jaume Puig Junoy, professor del Sector Públic a la Universitat Pompeu Fabra, on explica com la crisi ha afectat al sistema educatiu català. Les primeres mesures que el govern van imposar l’any 2009 per reduir el dèficit públic van afectar a l’educació, i més concretament, es va augmentar les taxes universitàries i es va reduir el sou dels funcionaris. Quatre anys més tard, aquestes mesures segueixen estant vigents. Això ha provocat que la qualitat i igualtat d’oportunitats no siguin les mateixes que anys enrere i, conseqüentment, que tant estudiants com funcionaris surtin el carrer per defensar els seus drets. Puig Junoy, al llarg de l’entrevista, proposa diverses solucions per aconseguir sortir del panorama actual i tirar endavant tot i que les condicions no siguin iguals.

Recomanem aquest vídeo per tots aquells qui us interessi saber-ne més sobre les retallades en educació: http://www.youtube.com/watch?v=LcET28HSMCg

El peix que es mossega la cua

Laurens Vendrig

Agafi per on s’agafi això és xocant. L’austeritat és la base d’una política educativa destinada al fracàs des de fa massa temps. Durant l’última dècada; enquestes, estudis i proves acadèmiques han deixat retratat el sistema educatiu espanyol.  No obstant, la decisió des de Madrid per “eradicar”  o, si més no, reduir el dèficit pressupostari d’Espanya passa, en bona mesura, per retallar les ajuts a l’educació pública i, en conseqüència, a la universitat.

Avui dia la gent estudia més que a anys enrere, així doncs, per què es redueix l’ajut en un àmbit que es troba en creixement?                                                         “És pel futur d’Espanya” mencionen alguns, segur? El futur d’Espanya es troba en mans dels que ara, en aquest moment, estudien. Així que, a l’hora de retallar els ajuts a la universitat pública, senyors i senyores, retallem les possibilitats d’apropar-nos a un futur pròsper, l’educació no és una despesa, sinó una inversió.

Tenir una ensenyament públic equitatiu és un dret universal i bàsic per a tots els individus i, sota una mentalitat de govern basada en què la finalitat justifica els mitjans, creiem que ara s’ha d’emprendre qualsevol mesura per pal·liar la crisi. I què més? Escopir la mà que et donarà de menjar em sembla poc factible, a tots ens ha quedat clar que ens hem d’ajustar el cinturó, però la perspectiva davant la crisi no s’hauria de basar únicament en el present, sinó que hem d’anar més enllà i pensar en el futur, força negre si ens adonem que a molts estudiants se’ls hi ha arrencat un dret bàsic com ho és l’ensenyança.

Nosaltres

Aquest blog ha estat creat amb l’objectiu de reflectir la realitat sobre les retallades en educació. Ens endinsarem en una de les universitats públiques més afectades de Catalunya, la Universitat de Barcelona, on contrastarem opinions tant d’estudiants com de professors amb la finalitat de fer palesa la situació acadèmica i l’afectació de la crisi sobre aquesta. El nostre equip està format per en Gerard Moreno, la Júlia Planas, l’Olga Toro i en Laurens Vendrig. Esperem que amb aquest projecte puguem aclarir possibles dubtes que tingueu.